Aire Comprimido para la industria aeroespacial

La energía neumática es la responsable de que multitud de maquinarias, herramientas y dispositivos que utilizamos cada día funcionen. El aire comprimido para la industria aeroespacial así lo demuestra, ya que, gracias a él, es posible fabricar, reparar y que funcionen muchos de los componentes con los que cuenta una aeronave. Veamos en qué procesos se usa y para qué se utiliza.

Qué es la industria aeroespacial

La industria aeroespacial se dedica al diseño, fabricación, mantenimiento y comercialización de motores, aeronaves, misiles, cohetes y sistemas de navegación, así como de los diferentes equipos asociados, tanto para fines civiles como militares. Es un sector altamente regulado, donde su principal estándar de calidad es la seguridad, ya que revierte en la vida de las personas.

España ocupa el quinto puesto a nivel europeo en relación al número de trabajadores del sector y al volumen de ventas que realiza. Con una facturación superior a los 14.000 millones de euros y más de 60.000 trabajadores en el sector, se caracteriza por su crecimiento año a año y por tener una gran inversión en I+D+i correspondiente al 9 % de la facturación total del sector.

La industria aeroespacial española se considera un sector estratégico para la economía nacional debido a las siguientes razones:

  • Su alta capacidad de I+D+i, donde sus adelantos se ven utilizados en otros sectores.
  • La creación de un empleo de gran calidad y formación.
  • Es clave para las exportaciones, ya que un 79 % de su facturación proviene de otros países.
  • Representa el 1 % del producto interior bruto y más del 7 % del índice español en productividad industrial.

Aire Comprimido para la industria aeroespacial

La importancia del aire comprimido para la industria aeroespacial

La necesidad de productos de calidad y fiables es esencial para este sector, y el aire comprimido para la industria aeroespacial no puede ser una excepción. Por ello, los distintos fabricantes de estos sistemas y de sus componentes tienen que tener un mínimo margen de error, ya que un fallo en sus suministros puede originar unas pérdidas económicas importantes, además de un problema en la seguridad de las personas.

En este contexto, la energía neumática es muy utilizada por su solvencia en seguridad, ya sea en operaciones dentro de las líneas de ensamblaje como para facilitar el funcionamiento de multitud de dispositivos esenciales dentro de una aeronave. El aire comprimido industrial es un elemento imprescindible para el crecimiento del sector, como lo demuestran las multitud de aplicaciones que tiene.

A continuación, se muestran numerosos ejemplos del empleo del aire comprimido para la industria aeroespacial 

Inflado de los neumáticos

Gracias a las propiedades del nitrógeno como gas inerte, elimina la posibilidad de explosiones, por lo que es usado en el hinchado de los neumáticos de las aeronaves. Estos giran y se mueven a grandes revoluciones, por lo que debido a las cargas pesadas que soportan, pueden descomponerse o provocar un calentamiento excesivo en el caucho con la consiguiente liberación de vapores volátiles en su interior. Al no tener oxígeno en su interior, las probabilidades del riesgo de explosión disminuyen notablemente.

Inflado de los diferentes toboganes de emergencia

La energía neumática es la encargada del inflado de los toboganes de emergencia y de los salvavidas existentes en las aeronaves.

Cortadoras láser

Gran parte de los componentes de una aeronave, como el fuselaje o los motores, se realizan usando maquinaria de corte por láser. Esta maquinaria funciona gracias al aire comprimido, que facilita el empleo de gases inertes capaces de soplar el material fundido y realizar los cortes con precisión milimétrica.

Blanketing en los contenedores de combustible

El blanketing, o técnica utilizada para el relleno de tanques, es una operación necesaria para mantener un combustible almacenado con total seguridad. Se trata de introducir un gas inerte (normalmente nitrógeno) al efecto de evitar que su contenido pueda reaccionar con el oxígeno produciendo una explosión. Para ello, el nitrógeno se introduce a presiones elevadas gracias a la energía neumática.

Amortiguadores en los trenes de aterrizaje

En el aterrizaje de un avión, sus trenes son capaces de producir grandes temperaturas, por lo que la utilización de gases inertes, como el nitrógeno, son empleados para evitar posibles combustiones y explosiones en estos sistemas. Al mismo tiempo, se evitan corrosiones, por lo que no habrá fugas de aire a través de sus juntas, lo que implica un funcionamiento correcto del sistema.

Aire comprimido para labores de mantenimiento y reparación

Los equipos de MRO (mantenimiento, reparaciones y operaciones) dependen en gran medida de multitud de herramientas neumáticas. Atornillar con precisión, la realización de remaches o reacoplar aleaciones o planchas de metal son algunas de las tareas normales que se efectúan gracias al aire comprimido para la industria aeroespacial.

Pinturas

La pintura de las aeronaves se realiza con herramientas que funcionan con aire comprimido capaces de proporcionar la presión necesaria para su adherencia. Durante este proceso, al igual que en otros procesos de este sector, se necesita una gran calidad del aire comprimido, por lo que se utilizan sistemas de tratamiento de alta eficacia que eliminan partículas, humedad e hidrocarburos, consiguiendo que la pintura tenga un carácter adherente y puedan llevarse a cabo buenos acabados.

Otras aplicaciones

Además de las ya vistas, hay infinidad de aplicaciones más del aire comprimido para la industria aeroespacial. Estas son algunas:

  • Fabricación de los motores para las aeronaves.
  • Separación del aire.
  • Pruebas estructurales en las alas de las aeronaves.
  • Equipos de apoyo terrestre.
  • Usos militares.
  • Generación de nitrógeno y oxígeno.
  • Gestión de residuos gracias a la aplicación del vacío.
  • Bancos de pruebas.
  • Presurización de autoclaves.
  • MRO en general.
  • Suministro en las aeronaves de agua potable.
  • Sujeción de piezas.

Resumiendo, el aire comprimido para la industria aeroespacial es un elemento esencial para la fabricación, el mantenimiento y el uso de infinidad de dispositivos, siempre con la máxima calidad. Si necesitas asesoramiento o tienes alguna duda, contacta con nosotros, en Serviaire estaremos encantados de aportarte toda la información necesaria para tu proyecto.

 

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. +info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar