Dimensionar la ventilación de sala de compresores

En algunas ocasiones, nuestro Servicio Técnico tiene que acudir con urgencia a la llamada de socorro del jefe de mantenimiento de una empresa porque sus compresores se han parado mostrando una alarma por alta temperatura, y como consecuencia, se ha detenido la producción de la empresa. Suele coincidir que la causa tiene que ver con dimensionar la ventilación de la sala de compresores de una manera adecuada.

Esto es bastante habitual durante el verano en las salas de compresores que tienen mal diseñada su ventilación, bien por errores técnicos, o bien por ampliaciones de la sala mal realizadas.

Cuando la ventilación de una sala de compresores no es la adecuada aumenta considerablemente su temperatura ambiente, por lo que el aire de refrigeración utilizado por el compresor no realiza correctamente su función y se va elevando poco a poco la temperatura del aceite del compresor, llegando a un límite en el que la propia seguridad del compresor para el mismo, con el fin de evitar daños y averías. Por este motivo, tener una correcta ventilación en una sala de compresores es algo fundamental.

Dimensionar la ventilación de sala de compresores

                                                                                                        Imágenes cedidas por Kaeser Kompressoren

Cómo dimensionar la ventilación de la Sala de Compresores

En la práctica, en una sala de compresores se genera calor procedente principalmente de los compresores, aunque también en menor escala, se genera algo de calor en los secadores frigoríficos y en los secadores de adsorción cuando no son del tipo de regeneración por aire.

El aire de refrigeración que precisa una sala viene determinado por la potencia eléctrica de los compresores instalados. El aire de ventilación de un compresor refrigerado por aire contiene en forma de calor casi el 100% de la energía que consume su motor eléctrico. Ese calor debe ser eliminado, por lo que para realizar los cálculos del sistema de ventilación es conveniente conocer el caudal de aire de refrigeración de los compresores. Este dato es facilitado siempre por los fabricantes. Asimismo, es útil conocer la temperatura ambiente más desfavorable y la temperatura ambiente máxima de funcionamiento del compresor.

El aire para la refrigeración de la sala de compresores debe ser tomado, como es lógico, desde el exterior de la sala. En la mayoría de las salas se pueden practicar aberturas en la parte inferior de alguna de las paredes. Hay que evitar realizar las aberturas en la mitad superior de las paredes. Se debe considerar también a la hora de seleccionar donde realizar las aberturas que hay que evitar la entrada de polvo, gases contaminantes, sustancias o vapores corrosivos, agua de lluvia, …

Tenemos que ser conscientes de que el aire que se introduzca en la sala es el aire que comprimirá nuestro compresor. La abertura tiene que ser dimensionada para el total del aire de refrigeración, teniendo en cuenta que la velocidad del aire en la abertura de entrada no debe superar los 4 m/s. Es recomendable además sobredimensionar el tamaño de la abertura en un 15%.

                                                                                                   Imágenes cedidas por Kaeser Kompressoren

La extracción del aire

La extracción del aire de refrigeración de la sala de compresores siempre se debe realizar en la parte alta de las paredes de la sala o en el techo de la misma. Si el compresor es pequeño, menor de 5,5 kW, la ventilación puede ser natural sin necesidad de ventiladores de extracción. Pero en la mayoría de las salas la ventilación debe ser apoyada por ventiladores externos o por conductos de canalización desde la salida del aire de refrigeración de los compresores.

Cuando se instala un ventilador externo en la sala tiene que estar regulado mediante un termostato, y debe ser dimensionado para limitar el aumento de temperatura de la sala por debajo de los 8ºC.

En los compresores rotativos de tornillo también es posible canalizar al exterior de la sala la salida del aire caliente de refrigeración mediante conductos de chapa. Con esta solución se mejora la refrigeración de la sala, debiendo dimensionar la abertura de aspiración de aire de la sala, como se indicaba anteriormente, e instalando también un ventilador de extracción.

Este ventilador será de un menor tamaño al estar ya conducido el aire caliente de refrigeración de los compresores. Es muy importante que la sección del conducto nunca sea inferior a la sección de salida del compresor. También hay que tener en cuenta que si la longitud del conducto es elevada se sobrepasará la presión residual del ventilador del compresor, por lo que se necesitarán ventiladores de apoyo para la extracción del aire caliente.

Si tu empresa necesita realizar la instalación de una sala de compresores o rediseñar una sala que ya tienes, no dudes en ponerte en contacto con SERVIAIRE.

 

 

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar