Recomendaciones de Sanidad para Sistemas de Climatización por Covid-19

El Ministerio de Sanidad y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico han publicado el documento “Recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SARS-CoV-2”. A continuación, indicamos un resumen con los principales puntos del documento

El objetivo de este documento es facilitar recomendaciones técnicas a los profesionales del sector de la climatización, de modo que el funcionamiento de estas instalaciones ayude en la prevención de la propagación y contagios del SARS-CoV-2 en edificios y locales de todo uso, salvo las áreas especiales de los entornos hospitalarios.

El documento establece una guía de buenas prácticas en la operación y mantenimiento de los sistemas de climatización, considerando la normativa en vigor, y contiene un conjunto de medidas recomendables para una mejor protección frente al COVID-19.

Las siguientes recomendaciones han sido elaboradas con la participación de expertos en salud pública, sanidad ambiental, aerobiología e instalaciones de climatización y ventilación.

Para tratar de reducir en lo posible los contagios entre las personas, se deberán seguir las pautas indicadas por las autoridades sanitarias: Estudiando las instalaciones de climatización, se puede adecuar su funcionamiento para que éstas actúen como una medida más de prevención contra el contagio, formando parte de la solución.

Por lo tanto, las instalaciones de climatización permiten contribuir a reducir el riesgo de que una persona infectada del SARS-CoV-2, aún sin presentar síntomas, pueda contagiar a otros usuarios que estén en el mismo espacio, además de evitar propagar el coronavirus a otras zonas del edificio.

Además, la higiene y desinfección de superficies es muy importante, así como el uso de mascarillas en espacios cerrados con el fin de evitar la transmisión de la infección.

Mecanismos de transmisión

La OMS reconoce que el virus SARS-CoV-2 se transmite entre personas a través de vía aérea mediante gotas grandes, mayores a 5 5 µm, y mediante fómites por contacto con objetos o superficies contaminadas. Además, existe una vía aérea adicional con evidencia científica probable no reconocida por la OMS, denominada:”airborne transmission” que se realiza por micro gotas de tamaño igual o inferior a 5 µm en presencia de patógenos y que son partículas suspendidas y transportadas por el aire. Estas microgotas pueden permanecer en el aire largos periodos de tiempo y tienen la capacidad de transmitir patógenos por vía aérea a mayores distancias.

Recomendaciones de Sanidad por Covid-19

Se han propuesto una serie de recomendaciones en materia de climatización que pueden tener un papel clave a la hora de minimizar la transmisión de los contagios en los edificios durante el proceso de desescalada.

Estas recomendaciones se enmarcan en el contexto de la emergencia sanitaria priorizando la seguridad de los usuarios ante el contagio sobre el bienestar térmico y la eficiencia energética. No obstante, la eficiencia energética debe seguir siendo una medida esencial y se deben aprovechar sus múltiples beneficios en todos aquellos aspectos no afectados por el virus.

Muchas de las medidas que se presentan tendrán un impacto en los costes de operación del edificio, como por ejemplo un mayor consumo energético. Por lo tanto, será especialmente importante comprobar rendimientos, consumos energéticos y, en la medida de lo posible, seleccionar cualquier equipamiento que ofrezca las mejores garantías en seguridad sanitaria y eficiencia energética. Una mejora de la ventilación hará un edificio más seguro, aunque podría no alcanzar las condiciones óptimas de confort y aumentar el consumo energético.

Se ha demostrado que el riesgo de contagio del virus SARS-CoV-2 por vía aérea en el interior de los edificios es más elevado cuando existe poca ventilación, por lo que es necesario que el aporte de aire exterior sea siempre el máximo que permita el sistema que atienda el edificio.

Recomendación 1. Caudal Mínimo de Aire Exterior

El parámetro más importante es la renovación de aire por ocupante. Se recomienda un mínimo de 12,5 l/segundo y ocupante, incluso para establecimientos comerciales. Para asegurar este valor mínimo, se puede trabajar en dos direcciones: aumentar la ventilación o reducir la ocupación.

Recomendación 2. Verificación de Caudales

Se debe verificar que los equipos encargados de la renovación de aire trabajen al menos en sus condiciones nominales de diseño y que posibles pérdidas de carga, especialmente internas al sistema sean mínimas.

Recomendación 3. Modificar el Control para Aumentar la Ventilación

Si el sistema dispone de controles específicos de calidad de aire (sondas de CO2, etc.), se recomienda desconectarlos dando prioridad al uso continuado y a máximo caudal del sistema (por horario). Se recomienda en horario laboral 2 horas antes/después de la apertura/cierre del centro de trabajo, trabajar con el caudal máximo que permita el sistema. En las horas restantes de la semana, incluido fines de semana, se recomienda mantener el sistema funcionando a bajo caudal, pero nunca por debajo del 25% del caudal de aire nominal.

Recomendación 4. Reducir o Eliminar en lo Posible la Recirculación de Aire en los equipos

Si se disponen unidades de tratamiento con recirculación de aire se recomienda cerrar las compuertas de recirculación trabajando con aire exterior. Si se dispone de sección de “freecooling” pasar directamente a modo 100% aire exterior.

Recomendación 5. Recuperadores de Calor

En los recuperadores rotativos se recomienda realizar una inspección antes de ponerlos en funcionamiento. Esta inspección se podrá realizar con la inyección de un aerosol en la línea de retorno y un contaje de partículas en impulsión.

Recomendación 6. Extracción de Aseos en Continuo

Si existe un sistema de extracción dedicado para la zona de aseos u otras zonas anexas a la oficina (vestuario, etc.) mantenerlos de forma permanente (24 horas al día 7 días a la semana). En el caso de existir en los aseos ventanas practicables, se recomienda no abrirlas.

Recomendación 7. Aumento de la Ventilación Natural

Si el edificio en origen no dispone de sistemas de ventilación mecánica, es recomendable la apertura de ventanas accesibles. Incluso en edificios con ventilación mecánica es recomendable realizar una ventilación regular con ventanas.

Condiciones Termohigrométricas de operación

Los distintos estudios existentes sobre la desactivación del virus SARS-CoV-2 en base a la temperatura y humedad de la superficie donde se encuentre, son en algunos casos contradictorios. Sin embargo, los puntos comunes a todos ellos y por lo tanto aconsejables son los siguientes:

Recomendación 8. Temperaturas de consigna habituales

Las condiciones de operación del edificio impuestas por el vigente Real Decreto 1826/2009, de 27 de noviembre, no afectan de forma significativa a la desactivación del virus. Se recomienda no cambiar los puntos de consigna de calefacción ni refrigeración.

Recomendación 9. Humedad Relativa en los Valores Habituales

Se recomienda mantener los puntos de consigna establecidos previamente en el edificio.

Unidades Terminales

Si el edificio dispone de fancoils, inductores o unidades interiores vinculados a sistemas de expansión directa se recomiendan las siguientes actuaciones:

Recomendación 10. Funcionamiento de las Unidades Terminales con Recirculación de aire en instalaciones dotadas de ventilación exterior

Se recomienda que los ventiladores de las unidades interiores terminales funcionen de manera continua cuando los locales están ocupados y siempre solidariamente con el horario de los sistemas de ventilación mecánica.

Sistemas de filtración y purificación del aire

Independientemente de la obligatoriedad de cumplimiento del RITE, existen equipos específicos para incorporar a los existentes o como equipos autónomos.

Sistemas centralizados

Recomendación 11a. Sistemas de filtración y purificación centralizados

Se recomienda aumentar tanto como sea técnicamente posible la filtración del aire recirculado en equipos centralizados. Se recomienda seleccionar tecnologías filtrantes con la menor pérdida de carga.

La radiación ultravioleta corta UV-C es válida para inactivar todo tipo de patógenos incluidos los virus, en particular de alta efectividad sobre superficies. Se recomienda su uso en baterías, evaporadores o conductos de los equipos de tratamiento de aire.

Sistemas portátiles

Recomendación 11b. Sistemas de filtración y purificación portátiles

En locales con dificultades para obtener una ventilación satisfactoria, se recomienda el uso de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA. Éstos, deberán tener una filtración con capacidad de retener aerosoles en porcentajes superiores al 99,95%, según la norma UNE1822. Adicionalmente pueden contar con tecnologías complementarias de purificación.

Algunos equipos basan su capacidad de higienización del aire en el uso de ozono. No hay datos disponibles sobre la eficacia germicida del ozono sobre el SARS-CoV-2. El ozono está documentado como peligroso para la salud humana y el medio ambiente. No se pueden usar equipos basados en la generación de ozono en locales con presencia de personas.

La luz ultravioleta de radiación corta UV-C es eficaz en la desinfección de distintos patógenos entre los que se incluye el SAR-CoV y el MERS-Co-V, pero no garantiza la total eliminación de patógenos. La OMS y la CIE advierten contra el uso de las lámparas UV-C para desinfectar las manos o cualquier otra superficie de la piel. No se recomienda tampoco su uso en ambientes domésticos.

La oxidación foto catalítica (PCO) se demuestra muy eficaz en la neutralización de los patógenos aerotransportados. Debe ser diseñada e instalada para evitar los posibles compuestos residuales que pueden formar durante el proceso, incluido ozono.

La ionización bipolar tiene una buena efectividad en la eliminación de partículas. No existe documentación sobre su efecto sobre la salud de las personas, pudiendo generar ozono.

Mantenimiento de las instalaciones

Tan relevante como la operación del sistema son las labores de mantenimiento, tanto preventivo como correctivo. El mantenimiento de las instalaciones térmicas está regulado por la INSTRUCCIÓN TÉCNICA IT.3 “MANTENIMIENTO Y USO” del Reglamento de Instalaciones Térmicas en vigor.

Recomendación 12. Mantenimiento Preventivo antes de la Reapertura

En edificios y establecimientos que hayan cerrado es recomendable realizar una revisión general de la instalación de climatización antes de la reapertura.

En las operaciones de mantenimiento, tras la reapertura de los edificios, se debe ampliar al resto de las instalaciones térmicas de los edificios y en especial en lo referente a las medidas de limpieza y desinfección de las instalaciones de ACS para la prevención de la legionelosis.

Para el caso de la ventilación, antes de la reapertura se recomienda realizar un proceso de purga del aire interior tanto del edificio como del sistema de ventilación.

Recomendación 13.  No es preceptiva la limpieza de los conductos

Si se han seguido las recomendaciones anteriores sobre el aumento del aporte de aire exterior, ausencia de recirculación y parada de recuperadores rotativos, con relación al SARS-CoV-2 no es necesario hacer la limpieza de la red de conductos. Una vez por temporada es preceptiva la revisión de la red de conductos según los criterios de la norma UNE 100012.

Recomendación 14. Revisión y limpieza de filtros de aire

Se recomienda reemplazar los filtros de aire de acuerdo con el programa de mantenimiento ya establecido en cada edificio. Se recomienda que el cambio de filtro sea por otro de igual eficacia y pérdida de carga.

Recomendación 15. Revisión y limpieza de unidades de impulsión y retorno

Aparte de la revisión anual obligatoria de las unidades de impulsión y retorno de aire, se considera conveniente reforzar el mantenimiento de los climatizadores especialmente en los siguientes puntos:

  • Verificación de la estanqueidad de las unidades y secciones que la componen, así como en juntas, puertas o registros.
  • Verificación de presiones y caudales nominales de la unidad.
  • Limpieza de equipo y componentes.

Recomendación 16.  Incrementar las Medidas de Protección de los Mantenedores en los protocolos de cada empresa

Todas las labores descritas se deben realizar según las medidas de seguridad establecidas en los protocolos que cada empresa y según directrices del Ministerio de Sanidad. Para el cambio de filtros las medidas de protección serán las habituales incluyendo protección respiratoria obligatoria y guantes para todas ellas. Se debe tener especial cuidado con la manipulación de filtros sucios.

Limpieza de la instalación ante un caso sospechoso de COVID-19

Se establecen unas serie de recomendaciones de limpieza de los equipos en caso de existir un caso sospechoso o confirmado de COVID-19

Recomendación 17.  Actuaciones ante un Posible Positivo de Contagio

Ventilación del espacio donde se haya alojado la persona de, al menos, 4 horas. Ventilación al máximo, tanto forzada como natural de ser posible. La ventilación debe comenzar al menos 2 horas antes de comenzar las labores de desinfección.

Dentro del protocolo de limpieza y desinfección del espacio, incluir las rejillas de impulsión y retorno de aire. Extracción y limpieza y desinfección del filtro de la unidad interior si la hubiera (fancoil, split). Limpieza y desinfección de la unidad interior, en caso de existir, pulverizando una solución desinfectante.

Este resumen del documento indica los puntos más importantes del mismo. Si tienes cualquier duda o necesitas ampliar la información puedes ponerte en contacto con SERVIAIRE. Nuestros Departamentos de Ingeniería y Servicio Técnico estarán encantados en dar respuesta a tus necesidades.

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar