Sistemas de purgas en aire comprimido: cómo funcionan

Los purgadores automáticos son una parte esencial dentro de un sistema de aire comprimido. Descubre cómo funcionan los sistemas de purgas en aire comprimido.

Todos los usuarios del aire comprimido son conscientes de los problemas que provocan los condensados de agua que se generan en un sistema de aire comprimido, desde la producción en la sala de compresores hasta su uso en los puntos de consumo.

Los purgadores automáticos son una parte esencial para la eliminación correcta de los condensados. La generación de condensados en el aire comprimido varía en función de la temperatura y de la humedad del aire ambiente que aspiran los compresores. A mayor temperatura o humedad, más capacidad tiene el aire para contener vapor de agua. Por eso son tan importantes los sistemas de purgas en aire comprimido.

En la siguiente tabla podemos ver el contenido de agua existente en el aire saturado a presión atmosférica a distintas temperaturas de punto de rocíoSistema de purgas en aire comprimido

Los purgadores automáticos dentro de la sala de compresores están instalados en los separadores de agua de los compresores, en los separadores ciclónicos, en los depósitos, en los secadores frigoríficos, en los secadores de adsorción y en los filtros. También pueden estar instalados en las purgas de los colectores y en las bajantes de purga de la red general. Además, las purgas de los equipos de aire comprimido deben funcionar correctamente para que los separadores de aceite y agua puedan realizar su trabajo de una forma efectiva.

Existen 3 tipos principales de purgadores automáticos: mecánicos, temporizados por electroválvula y capacitivos. Para que un purgador automático sea energéticamente eficiente no debe tener pérdidas de aire en su modo de funcionamiento.

Purgadores Mecánicos

Los purgadores mecánicos realizan el drenaje mediante un flotador que actúa por la acumulación de agua, no precisando de conexiones eléctricas. El problema de los purgadores mecánicos es que con su uso se produce el desgaste de su sistema de cierre, lo que origina fugas continuas de aire al no realizar un asiento apropiado. También, cuando junto con el condensado se depositan partículas en el sistema de cierre del purgador automático, se provocan fugas continuas de aire hasta que este sea limpiado. Esto es debido al impedir las partículas que se realice correctamente el asiento en el sellado de cierre.

Purgadores Temporizados

Los purgadores temporizados realizan el drenaje mediante la apertura de una válvula solenoide temporizada, por lo que precisan de una conexión eléctrica. Disponen de 2 regulaciones, la primera del intervalo entre purgas y la segunda del tiempo de apertura de la válvula. Este tipo de purgadores son más resistentes que los mecánicos, pero también tienen desventajas. Los purgadores temporizados provocan pérdidas de aire comprimido si el tiempo de apertura regulado de purga es superior al necesario para la evacuación de los condensados. O por lo contrario, puede quedar condensado sin evacuar si el tiempo regulado de purga es inferior al necesario para la evacuación total de los condensados existentes. Además, los purgadores temporizados no incorporan una señal de alarma y por tanto no avisan cuando tienen una avería. Por lo que, si esta sucede, el purgador se quedará abierto generando una pérdida continua de aire comprimido.

Purgadores capacitivos

Los purgadores capacitivos son el sistema más eficaz y fiable para realizar el drenaje en sistemas de aire comprimido, siendo un modo de purga sin pérdidas de aire. Por tanto, es el tipo de purgador automático energéticamente más eficiente. Precisan de una conexión eléctrica. Estos purgadores automáticos aseguran una evacuación de condensados ajustada a la cantidad de condensado existente mediante un sensor de nivel capacitivo. Su sistema electrónico inteligente previene las pérdidas de aire comprimido y minimiza el consumo de energía. Este tipo de purgador capacitivo sin pérdidas de aire comprimido puede suponer frente a los otros tipos de purgadores automáticos un ahorro anual de más de 700 €, por lo que está completamente justificada su instalación si tenemos en cuenta que en la mayoría de las salas de compresores hay como mínimo 4 purgadores automáticos. Otra ventaja importante de los purgadores capacitivos, al drenar el condensado por acumulación, es que evitan la formación de emulsionados de aceite en los condensados, hecho que no ocurre con los purgadores temporizados por electroválvula. Además, los purgadores capacitivos tienen la gran ventaja de avisar en caso de que haya un mal funcionamiento, lo que no ocurre con los otros tipos de purgadores.

Los purgadores capacitivos deben ser correctamente dimensionados para asegurar su funcionamiento eficiente. Para dimensionarlos se debe tener en cuenta el clima del lugar, el caudal de la instalación, el componente donde están instalados y su ubicación dentro del sistema de aire comprimido.

Resumiendo, si queremos conseguir la mejor eficiencia y los mayores ahorros energéticos a la hora de seleccionar los sistemas de purgas en aire comprimido, es necesaria la colaboración de un experto. Si es tu caso, no dudes en ponerte en contacto con Serviaire. Estaremos encantados en ayudarte a encontrar la solución más adecuada y eficiente para tus sistemas de purgas en aire comprimido.

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar