Tipos de Tratamientos del Aire Comprimido - Serviaire
15844
post-template-default,single,single-post,postid-15844,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Tipos de Tratamientos del Aire Comprimido

En la industria, el aire comprimido requiere un tratamiento adicional del aire una vez que se ha producido la compresión. Hay elementos auxiliares para el aire comprimido que ayudan a tratarlo, incluidos secadores, filtros, drenajes, separadores de agua, depósitos y enfriadoras. Descúbrelos en esta guía de tratamientos del aire comprimido.

Secadores para aire comprimido

Los secadores para aire comprimido se utilizan principalmente para eliminar el vapor de agua existente en el aire comprimido. La eliminación del vapor de agua es esencial para evitar problemas comunes, como la corrosión, el deterioro del producto o el mal funcionamiento de los equipos. Normalmente, los secadores están instalados junto al compresor para garantizar el nivel adecuado de pureza del aire comprimido para la aplicación. Los distintos tipos de secadores se diferencian en función de la forma de secado del aire comprimido.

  • Secadores de membrana: Estos secadores consisten en cilindros que albergan miles de fibras huecas de polímero con un revestimiento interno. A medida que el aire comprimido y filtrado se introduce en el cilindro, el revestimiento de la membrana permite que el vapor de agua impregne la pared de la membrana y se acumule entre las fibras, mientras que el aire seco continúa a través de las fibras en el cilindro a casi la misma presión que el aire húmedo entrante.
  • Secadores frigoríficos: Este es el tipo más común de secadores para aire comprimido y pueden estar refrigerados por agua o en su mayoría por aire. Usan un circuito de gas refrigerante y un intercambiador de calor para enfriar el aire comprimido hasta una temperatura de punto de rocío próxima a + 3ºC, condensando el vapor de agua para su eliminación posterior. Disponen de un segundo intercambiador donde el aire de entrada y salida al secador reducen y aumentan, respectivamente, su temperatura. Como se indicaba antes, los secadores frigoríficos consiguen un punto de rocío a presión (PDP) de + 3°C.

  • Secadores de Adsorción: Estos secadores están formados por dos torres llenas de material desecante. Su forma de trabajo es cíclica, y mientras una torre seca el aire comprimido, la otra se regenera. Los secadores de adsorción pueden alcanzar puntos de rocío tan bajos como – 70°C. El uso de un desecante poroso absorbe la humedad al retenerla en sus innumerables poros, lo que permite que grandes cantidades de agua sean retenidas por una cantidad relativamente pequeña de desecante. Los tipos de desecantes incluyen gel de sílice, alúmina activada y tamices moleculares.

 

Filtros

El aire ambiente está lleno de partículas, aerosoles y vapor de agua / aceite que contaminan el aire comprimido, causando un daño potencial en su uso. Los filtros de línea son una parte integral de un sistema de aire comprimido, ayudando a atrapar la suciedad, las partículas y otras impurezas que contaminan el aire comprimido. Esencialmente, trabajan para eliminar los contaminantes del aire comprimido después de que se haya producido la compresión. El tipo de filtración requerido depende de la calidad del aire que precise su aplicación, pero puede incluir:

  • Filtros de partículas: Estos eliminan las partículas secas y sólidas con distintos grados de filtración según el tamaño de partículas. Cuanto más fino sea el tamaño de las partículas, medido en micras, mayor será el costo asociado con su eliminación debido a la vida útil del elemento de filtro y la caída de presión del sistema. ISO 8573-1: 2010 se puede utilizar para especificar el nivel de eliminación de partículas sólidas necesario.
  • Filtros Coalescentes: Estos filtros retienen las pequeñas gotas de líquido para formar gotas grandes, que luego precipitan a la parte inferior del filtro donde se encuentra una trampa de humedad para su purga. Estos filtros se utilizan para retener partículas e hidrocarburos, no siendo adecuados para atrapar el vapor de agua.
  • Filtros de Carbón Activado: Estos filtros emplean un proceso de absorción para capturar los vapores y olores de hidrocarburos que traspasan los filtros coalescentes. Al utilizar gránulos de carbón activado, estos filtros de vapor capturan y eliminan los contaminantes gaseosos. El carbón activado es el medio de filtro más común porque tiene una gran estructura de poros abiertos.

Separadores de aceite y agua

El aire comprimido produce grandes cantidades de condensado que contiene aceite y otros contaminantes. Recolectar y desechar este condensado contaminado puede ser difícil y costoso, pero es esencial y obligatorio conforme a las Normativas de Medio Ambiente y las Leyes de Aguas Residuales. Los separadores de agua y aceite capturan el aceite en el condensado de un compresor para permitir una eliminación adecuada de una manera segura y respetuosa con el medio ambiente. La separación del aceite y el agua a través de un sistema de filtración en cascada de múltiples etapas da como resultado el agua descontaminada, que se puede evacuar al sistema de alcantarillado.

 

Drenajes

Las purgas de los equipos de aire comprimido deben funcionar correctamente para que los separadores de aceite y agua puedan completar su tarea con éxito. Estos proporcionan un drenaje automático del condensado que se acumula en múltiples puntos del sistema de aire comprimido, incluidos secadores, filtros, depósitos y otros puntos bajos de la instalación. Los drenajes deben ser automáticos y controlarse electrónicamente, midiendo la acumulación de condensado con sensores de nivel de líquido que detectan y saben cuándo es absolutamente necesario evacuar el condensado, con el fin de evitar las pérdidas de aire comprimido.

Depósitos Acumuladores

Los depósitos para aire comprimido se utilizan para almacenarlo antes de su paso a la red general o al equipo de aire comprimido. Actúa como un amortiguador entre la presión fluctuante causada por los cambios de demanda en el lado de uso y el compresor de aire en sí. Además, los acumuladores de aire permiten un uso más eficiente del aire comprimido al reducir los picos de presión inestables, los arranques y paradas o cambios carga/vacío frecuentes del compresor, y reducir el riesgo de que el condensado ingrese en la red de aire.

 

Refrigerador Posterior

Es un intercambiador de calor que enfría el aire comprimido caliente para eliminar el vapor agua existente en él, que de lo contrario se condensaría en el sistema de tuberías o en el equipo. Muchos compresores incluyen un refrigerador posterior incorporado. Los refrigeradores posteriores eliminan la humedad y el vapor de agua que condensan en forma líquida. Los refrigeradores pueden enfriar en su intercambiador el aire comprimido mediante agua o con el aire ambiente. Por lo general, los refrigeradores están equipados en la salida con un separador de agua con un purgador automático.

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar