Uso del nitrógeno en la industria

El uso del nitrógeno en la industria es habitual en multitud de procesos que son necesarios para la fabricación o conservación de productos. El nitrógeno es un elemento imprescindible que no puede faltar en la mayoría de fábricas e industrias debido a la gran cantidad de procesos en los que es necesario su uso.

¿Qué es el nitrógeno y qué tipos existen?

El nitrógeno es un elemento químico con el número atómico 7 que está presente en cerca de 4 de cada 5 partes del volumen de aire que está presente en nuestra atmósfera. Además, es un elemento incoloro, inodoro e inerte que es capaz de desplazar al oxígeno. Gracias a ello, las aplicaciones del nitrógeno para la industria son muy numerosas en todo tipo de sectores productivos.

Este componente se ha convertido en uno de los más demandados por industrias y fábricas, así que es uno de los elementos más comercializados en todo el mundo. El mejor sistema para la generación y obtención de este gas es a través de generadores de nitrógeno propios. Puedes ponerte en contacto con nosotros para encontrar el sistema de generación de nitrógeno que necesitas para tus procesos industriales.

Básicamente, el funcionamiento de estos equipos es mediante la separación de las moléculas de oxígeno de las de nitrógeno contenidas en el aire. Los tipos principales de generadores de nitrógeno son los de membrana y los de adsorción por cambio de presión (PSA). Generar el gas para consumo propio presenta la gran ventaja de que se puede elegir el grado de pureza del nitrógeno y la presión del mismo. Con la posibilidad también de almacenarlo en racks con botellas de alta presión mediante el uso de un compresor booster.

Ejemplos de aplicación del nitrógeno

El nitrógeno se utiliza de forma habitual en una gran cantidad de procesos industriales, entre los que podemos citar, por su importancia, los siguientes:

Industria alimentaria

La industria alimentaria es uno de los sectores que más emplea el nitrógeno. Se utiliza en la elaboración de bebidas para evitar que el oxígeno entre en contacto durante el proceso de producción, y así, evitar el deterioro y oxidación del producto. El nitrógeno también se usa en el proceso de envasado de los alimentos para crear una atmósfera controlada con nitrógeno, lo que ayuda a prolongar el tiempo de conservación de los productos perecederos, especialmente algunos que son muy sensibles a la oxidación, como el pan, el queso, la carne o el pescado.

Industria química y farmacéutica

El nitrógeno se utiliza de forma habitual en buena parte de los procesos de las industrias química y farmacéutica. En los laboratorios, el nitrógeno se emplea para generar atmósferas inertes que son esenciales para elaborar ciertos productos químicos y llevar a cabo distintos análisis. En la industria química, el nitrógeno se utiliza mucho en combinación con el hidrógeno, ya que produce amoniaco, una sustancia esencial para producir tintes, fertilizantes, explosivos, ácido nítrico o nylon, por citar algunos ejemplos.

Industria criogénica

El uso del nitrógeno es esencial en la industria criogénica para favorecer la preservación de muestras biológicas a largo plazo. El nitrógeno se utiliza para evitar daños tanto en la conservación como en el transporte de estas muestras biológicas. El uso del nitrógeno es imprescindible y sin él no sería posible multitud de procesos de criopreservación, como pueden ser los óvulos femeninos.

Uso del nitrógeno en la industria

Industria petrolera y del gas

El nitrógeno también se utiliza regularmente en las industrias petrolera y gasística. El nitrógeno juega un papel clave para evitar el riesgo de que tengan lugar incendios y explosiones. Es un gas inerte que ayuda a evitar la ignición de sustancias y productos inflamables, como el petróleo o algunos gases. Hace de barrera entre el oxígeno y la sustancia inflamable creando una garantía de seguridad muy importante. El uso del nitrógeno ha reducido al mínimo el riesgo de accidentes y explosiones en estas importantes industrias.

Industria aeroespacial

Al igual que en la industrias petrolera y del gas, el uso del nitrógeno también es esencial para evitar el riesgo de combustión en la industria aeroespacial. El nitrógeno se utiliza para procesar piezas aeroespaciales en las bombas de expulsión o para presurizar componentes que luego forman parte de autoclaves industriales. El nitrógeno, gracias a sus ventajas, ayuda a trabajar sin problemas con sistemas aeronáuticos que tienen que soportar presiones a gran velocidad y que alcanzan temperaturas muy elevadas.

Uso de nitrógeno según su pureza

En función del grado de pureza del nitrógeno, se puede utilizar para distintas aplicaciones. Cuanto mayor sea la pureza del nitrógeno, mayor será el coste necesario para producirlo. La pureza del nitrógeno para procesar alimentos debe ser no menos del 99 %, mientras que el nitrógeno que se utiliza en la prevención de explosiones e incendios suele tener una menor pureza, de entre el 96 % y el 99 %.

El nitrógeno de más alta pureza, el que va del 99,9 % al 99,999 %, se emplea de forma habitual en la industria farmacéutica, así como en aplicaciones de soldadura electrónica y de corte por láser. Mientras que si hablamos de su uso para mantener el nivel de calidad de un aceite vegetal puede ser suficiente con una pureza del 99,5 %.

¿Cómo se transporta el nitrógeno?

Al generar nitrógeno, puedes disfrutar de todas las ventajas de la producción de nitrógeno in situ, porque también es un elemento que se puede transportar y almacenar fácilmente a través de diferentes sistemas, como son:

  • Tuberías. El nitrógeno se puede transportar mediante una red de tuberías que conecte el lugar donde se almacena con el punto de uso.
  • Acumuladores de alta presión. Estos contenedores crean un entorno de alta presión idóneo para preservar el nitrógeno y están disponibles en distintos tamaños.

Como se puede apreciar, el uso del nitrógeno en la industria es esencial para todo tipo de procesos. Para definir el sistema de generación más adecuado se debe realizar un cálculo en función de las necesidades de la aplicación donde se vaya a utilizar, dimensionando los equipos conforme a la pureza, caudal y presión requeridos. Si necesitas diseñar o instalar un sistema de generación de nitrógeno no dudes en ponerte en contacto con SERVIAIRE.

 

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. +info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar